Servicio de Tratamiento Térmico

Print

El término tratamiento térmico describe un proceso en el cual una herramienta o parte de una herramienta se somete intencionalmente a una secuencia específica de tiempo - temperatura. En algunos casos, la pieza puede ser sometida adicionalmente a otras influencias químicas y/o físicas.

El objetivo del tratamiento térmico es conferirle a la pieza propiedades requeridas para procesos de transformación posteriores o para su aplicación final.

Un proceso de tratamiento térmico puede provocar transformaciones de los constituyentes estructurales sin modificar la composición química promedio del material. Al final del tratamiento térmico, los componentes estructurales pueden estar en equilibrio (por ejemplo ferrita + carburos despues del recocido) o no (por ejemplo martensita despues del temple). El tratamiento térmico también puede causar cambios en el tamaño, forma o distribución de los componentes estructurales sin cambiar el tipo constituyente (por ejemplo en el recocido). Tambien es posible cambiar el contenido de ciertos estructurales en la zona superficial (por ejemplo cementación), o cambiar la intensidad y distribución de las tensiones internas (por ejemplo distensionado).

COLORES DE INCANDESCENCIA

Para el éxito de un tratamiento térmico es de vital importancia respetar las temperaturas de tratamiento específicas. Por esta razón, es necesario que los talleres de tratamiento térmico posean equipos confiables y precisos para la medición y control de la temperatura. Muchas veces es necesaria la adquisición de equipos adicionales para lograr una exacta medición de la temperatura y así poder controlar las piezas durante el proceso. Los colores de incandescencia permiten una evaluación aproximada de la temperatura de una pieza.

 

 

Para mayor información , descargue la hoja técnica y las Condiciones Generales del Servicio de Tratamiento Térmico >>
 


Top